Entradas

Mostrando entradas de julio, 2017

¿Qué escribo en mi diario?

Imagen
En una de las entradas del blog he comentado la importancia que adquirido llevar un diario y por qué lo considero importante. 
Muchas veces, al tratarse de un proceso creativo, podemos llegar a quedarnos sin ideas: quiero escribir, pero no sé de qué. En la entrada de hoy voy a comentar algunas ideas para escribir en vuestro diario. 
1- Haz una lista de personas a las que quieras y admires. Pueden ser personajes históricos, públicos, amigos, familia... y por qué.
2- Lista de cosas que hacer antes de morir. Muy evidente de qué trata. Puedes escribir tantas como necesites. 
3- Tus mayores debilidades/defectos. No estamos hechos solo de cosas buenas, y escribir en un papel nuestros mayores defectos puede ayudarnos a ser conscientes de nuestra perfecta imperfección y hacer mayor hincapié en aquello que queremos cambiar.  4- Frases inspiradoras. Aquellas que significan algo para ti, y por qué. 
5- Carta de disculpa. Para quien tú quieras. 
6- Carta a mi yo del presente. Consiste en visualizar cómo…

En una habitación vacía, ¿se lo dirías?

Ésa es la pregunta que siempre me hago a la hora de interactuar en Internet.

Últimamente veo tanto odio, desprecio por las personas en las redes sociales...que hace que me cuestione la propia humanidad del ser humano. Chicos y chicas que escriben insultos, desean la muerte y acosan sin remordimientos a otros/as, por el mero hecho de tener un perfil en Internet.

Cuando quiero escribir un comentario, responder a un vídeo o escribir un post en cualquier red social, me imagino que estoy sola en una habitación. Vacía, solo una mesa y dos sillas. Y enfrente de mí, la persona a la que va dirigida ese mensaje. Me pregunto qué sentirá la persona que lea el mensaje, si se sentirá mal o bien, si lo que digo es útil o simplemente estaré escupiendo palabras sin sentido. Si sería capaz de decírselo mirándole a los ojos.

Internet se ha vuelto un espacio tóxico en el que verter todas nuestras frustraciones, nuestros desengaños. Nos hemos vuelto animales, no, bestias. Recordando las palabras de una a…